La desintegración de los Estados-Nación como paso previo a un Gobierno Mundial. Un ejemplo: España

FUENTE: 7-01-2016 ANTIMPERIALISTA y 1-04-2015 CiberPensadores

Magnífico estudio realizado por el blog CiberPensadores, poniendo como ejemplo el caso concreto de España, sobre las estrategias utilizadas actualmente por las élites de Poder para imponer un gobierno de carácter global. Básicamente, se trata de una sofisticadísima guerra psicológica contra la población mundial en la que se está usando como principal herramienta los medios de comunicación de masas (televisión, prensa, radio y muy especialmente internet), y cuyo objetivo es crear una sensación de caos absoluto en las modernas sociedades de masas: terrorismo, cambio climático, crisis económica, violencia de género, inmigración, separatismos… (el tema de las falsas violaciones en Alemania el día de Nochevieja es sólo un episodio más de la estrategia del caos contra Europa destinado a enfrentar a su población); con ello se pretende que una ciudadanía adecuadamente alarmada y adoctrinada demande voluntariamente nuevas, pero muy específicas, soluciones de gobernabilidad, concretamente, todo se ha planeado para fabricar un consenso masivo en torno a la necesidad de un Gobierno Mundial bajo predominio estadounidense.

Este sueño globalista (ecuménico) no es más que la continuación de los infantiles delirios mesiánicos que desde hace siglos guían el destino de la humanidad.

Cómo desintegrar un Estado-Nación: España

Según el estudio realizado por el blog CiberPensadores:

El proceso de construcción de un Estado Mundial pasa necesariamente por el desmantelamiento del actual sistema de Estados-Nación. Ello debe hacerse de forma gradual e imperceptible a través del regionalismo y mediante el mantenimiento de la farsa histórica. La estructura supranacional más avanzada del mundo en materia de integración y cooperación es Europa, que debe servir como modelo a seguir para el resto de bloques que se están conformando al mismo tiempo alrededor del planeta. El programa para una Europa verdaderamente unida se articula entorno al proyecto de los Estados Unidos de Europa, que una vez constituidos deberán quedar subordinados a los Estados Unidos de América en el seno de un gran bloque transatlántico que trataría de extenderse en el futuro por toda Eurasia. Para ver el nacimiento del bloque transatlántico se hace indispensable reconfigurar todo el territorio europeo fragmentándolo en pequeñas regiones etnolingüísticas que puedan ser controladas directamente desde Bruselas, dando paso a la Federación Europea. El nuevo mapa de Europa solo es posible si se logra la desintegración de los actuales Estados miembro de la Unión Europea, comenzando por España.
La desintegración de España dependerá básicamente de cómo se incida sobre los distintos factores en los que se sustenta su unidad y cohesión; los separatismos, los iconos y símbolos nacionales, el patriotismo y la estabilidad interna. El más importante de ellos es el separatismo y será precisamente la cuestión de la independencia de Cataluña el detonante de un conflicto que puede proporcionar a España un destino análogo al de Yugoslavia.
El caos que puede llegar a desatarse en el proceso de descomposición deberá mantenerse siempre controlado evitando en todo momento que se produzcan situaciones que puedan resultar adversas. En el control del caos y el manejo de la situación estarán especialmente implicados los medios de comunicación, que permitirán generar el descontento social pertinente, erigir nuevos partidos como Podemos y Ciudadanos que desplacen a los de la oligarquía local, ejecutar operaciones de desprestigio y chantaje y aplicar las tácticas de desestabilización y movilización necesarias. El éxito del plan recaerá básicamente sobre el control que se tenga sobre ambas partes del conflicto, incluido el ejército, siendo el sector español genuinamente patriótico el factor de riesgo más importante a tener en cuenta a la hora de prevenir el caos total.

Introducción

El siguiente trabajo va dirigido a ofrecer un modelo de visión del mundo que sea capaz de explicar lo que viene sucediendo en España durante estos últimos años. La hipótesis de la que parte es la siguiente: España está siendo víctima de un proceso de desintegración orquestado desde el extranjero. Tomando como cierta la hipótesis, se ha estructurado la obra en cuatro partes:

1. El Contexto: se estipulan los objetivos, los métodos y los subobjetivos de los artífices del plan en el que se engloba el desmembramiento de España.

2. Urdiendo el Plan: se centra en el plan de desintegración propiamente dicho. Esta parte está dividida a su vez en tres grandes subapartados:

  • 2.1 La desestabilización: se analizan los factores de los que depende la unidad de España y cómo se puede estar incidiendo sobre ellos.
  • 2.2 Preparando la caída: se analizan los pilares sobre los que se sustenta el poder de la oligarquía española y cómo se puede estar incidiendo sobre ellos.
  • 2.3 Controlar el caos: se analizan las distintas maneras de evitar que el proceso de descomposición escape de control y cómo pueden estar poniéndose en práctica.

3. El advenimiento de un conflicto armado: se aborda la posibilidad de una futura guerra en España, cómo se ha procedido ante ella y cómo puede estarse preparando.

4. Previsiones futuras: se describen los posibles escenarios futuros que podrían darse en caso de que el modelo propuesto sea correcto.

El trabajo concluye con un apartado de consideraciones, en el que se incluye un pronóstico y se sugieren nuevas hipótesis a comprobar en el supuesto de que el modelo resultara estar en lo cierto.

 
Aviso: la responsabilidad del contenido de esta entrada es pura y únicamente competente a su autor.